viernes, 21 de noviembre de 2008

No lo sé






















Ayer (jueves20) en Teatro, una vez más Mirta me abrió los ojos, pero esos que se abren a ojos cerrados. No se cómo carajo logró (si tiene "ese no se qué que que se yo"), logré, logramos que algo cambiara en mí, algo al menos que me permitiera robarme la furia y llorarla o asomarme a la muerte y olfatearla, o solo estar y soportarlo casi como una melodía.
Vivicha mi amiga todo terreno cumplió años.
En la parada del bondix encontré a Sebas el miercoles y a David el jueves (hace 15 años que no sabia de ellos)
Mi hija Sofia hoy me acompañó a la radio a ver a los chicos de NTVG en Cual es? (unir territorios separados por abismos me deslumbra)
Hace mas de 15 años veiamos a Mario en la TV ataca con las amigas que detestabamos a Tinelli, jua
Datos, que, no lo sé, forman parte de la poesía que se hace carne en el alma y alimenta los deseos desnutridos.






jueves, 13 de noviembre de 2008

lunes, 10 de noviembre de 2008

JAIME SABINES (Joyita compartida por Guille)

DESPUÉS DE TODO...
Después de todo
-pero después de todo-
sólo se trata de acostarse juntos,
se trata de la carne,
de los cuerpos desnudos,
lámpara de la muerte en el mundo.
Gloria degollada, sobreviviente
del tiempo sordomudo,
mezquina paga de los que mueren juntos.
A la miseria del placer, eternidad,
condenaste la búsqueda, al injusto
fracaso encadenaste sed,
clavaste el corazón a un muro.
Se trata de mi cuerpo al que bendigo,
contra el que lucho,el que ha de darme todo
en un silencio robusto
y el que se muere y mata a menudo.
Soledad, márcame con tu pie desnudo,
aprieta mi corazón como las uvas
y lléname la boca con su licor maduro.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Gracias a Marcelo Percia por invitarnos con esto...

La proposición 341 de La Gaya ciencia o de La ciencia jovial de Nietzsche que se llama La carga más pesada, dice: “¿Qué dirías si un día o una noche se introdujera furtivamente un demonio en tu más honda soledad y te dijera: "Esta vida, tal como la vives ahora y como la has vivido, deberás vivirla una e innumerables veces más; y no habrá nada nuevo en ella, sino que habrán de volver a ti cada dolor y cada placer, cada pensamiento y cada gemido, todo lo que hay en la vida de inefablemente pequeño y de grande, todo en el mismo orden e idéntica sucesión, aun esa araña, y ese claro de luna entre los árboles, y ese instante y yo mismo. Al eterno reloj de arena de la existencia se lo da vuelta una y otra vez y a ti con él, ¡grano de polvo del polvo!"? ¿No te tirarías al suelo rechinando los dientes y maldiciendo al demonio que así te hablara? ¿O vivirías un formidable instante en el que serías capaz de responder: "Tú eres un dios; nunca había oído cosas más divinas"? Si te dominara este pensamiento, te transformaría, convirtiéndote en otro diferente al que eres, hasta quizás torturándote. ¡La pregunta hecha en relación con todo y con cada cosa: "¿quieres que se repita esto una innumerables veces más?" pesaría sobre tu obrar como la carga más pesada! ¿De cuánta benevolencia hacia ti y hacia la vida habrías de dar muestra para no desear nada más que confirmar y sancionar esto de una forma definitiva y eterna?”

Contribuyentes

Archivo del blog